Translate

dijous

Diga'm com dorms i et diré quina rel·lació tens!


 La forma de dormir varía con los años y es un indicativo de cómo va tu relación.

¿Estáis tú y tu pareja en armonía? ¿Cuál es la primera posición que adoptas cuando te vas a dormir? La respuesta a la segunda pregunta servirá también para responder a la primera.
Esta noche fíjate en la postura que, de forma natural, adoptáis tu pareja y tú a la hora de iros a dormir. A raíz de un estudio reciente, ésta revela vuestra verdadera personalidad.

El profesor Chris Idzikowski, director del Centro del Sueño de Edimburgo, ha analizado las seis posiciones más comunes y ha descubierto que cada una está ligada a un tipo particular de personalidad. Obviamente no mantenemos la misma posición toda la noche. Cambiamos de postura entre 2 y 4 veces cada hora.
Sin embargo, los investigadores se han dado cuenta de que pasamos la mayor parte de la noche en la posición en la que nos dormimos. Así que la posición importante (la "posición preferida") es en la que te quedas dormido espontáneamente.

Incluso cuando no estamos conscientes, nuestro cuerpo envía mensajes que nos pueden llegar a sorprender. "El perfil que emerge detrás de cada postura es frecuentemente muy diferente de lo que se podría pensar," explica Idzikowski.

1. El Feto
Es la posición preferida del 41 por ciento de los 1000 encuestados. La que adoptan los bebés en el vientre materno: acurrucado a un lado, con las rodillas flexionadas y los brazos pegados al pecho.
Los especialistas del sueño creen que las mujeres tienden a adoptar esta posición dos veces más que los hombres, y se cree que esta es la mejor posición para dormir bien.

Pero, ¿qué rasgos de personalidad revela? Las personas que duermen en posición fetal son generalmente fuertes vistos desde el exterior, pero son muy sensibles en un segundo plano. Le gusta disfrutar de la sensación de tener a alguien en su vida, durante el día y la noche. Son mucho más tímidos que lo que su actitud de una gran autoconfianza sugiere; pueden ser muy enérgicos y algo bruscos. Necesitan cariño y tranquilidad, cuando se relajan en una relación y toman confianza son muy tiernas.

2. El tronco
Un 15 por ciento de los encuestados duerme de lado, pero con las piernas y los brazos estirados.
Quienes duermen así suelen ser tolerantes y sociables, conectan bien con la gente y se mezclan fácilmente con otras personas. Les encantan los grupos y están apuntados a todo tipo de actividades. Suelen ser grandes parejas, ya que no tienen miedo de expresar sus sentimientos, y se llevan bien con la familia y amigos. Pero cuidado, tienden a simpatizar con todo el mundo y cualquiera de ellos puede crear un poco de ansiedad a veces.

3. El suplicante
El 13 por ciento de los encuestados duerme de lado, con los brazos extendidos hacia delante. Es la postura de los 'nostálgicos', son personas bondadosas y dedicadas, pero también desconfiados y un tanto cínicas.
A primera vista, pueden parecer reservadas, lo cual puede ser frustrante cuando se sale con ellos por primera vez. Pero los mensajes que envían son claros: simplemente se muestran conservadores y no quieren apresurar las cosas.
En realidad, a largo plazo, cuando se involucran lo hacen en serio. Sólo necesitan encontrar el momento justo para llegar a este punto.

4. El soldado
Esta postura es mucho menos común de lo que se podría pensar, sólo el 8 por ciento de los encuestados duerme así: boca arriba, con los brazos a lo largo del cuerpo, como en posición de 'firmes'. Son muy reflexivas y necesitan tener todo ordenado.
Pero las personas que duermen boca arriba "son más propensos a los ronquidos y no respiran tan bien durante la noche", explica el profesor Idzikowski.
Según los investigadores, este tipo de personas suelen ser discretas y reservadas, pero muy exigentes con sigo mismos y con los demás. Así que si te acuestas con un soldado y él ronca, consuélate recordando que sin duda será una pareja que te atenderá a conciencia y basará su relación en el respeto.


5. Caida libre
Es gente que duerme sobre su estómago (7  por ciento), con la cabeza vuelta hacia un lado y las manos alrededor de la almohada. Los investigadores ven en ellos una personalidad extrovertida aunque impetuosa, al menos en apariencia.
Si rascas más allá de la superficie nos encontramos con una persona nerviosa que sufre con las críticas. Janet Kinosian, autora de 'La mujer bien descansada' dice que Madonna duerme en esta posición y que denota "fuertes tendencias compulsivas y su carácter obstinado".
Muchos rasgos apuntan a una persona carismática, un poco difícil, que es claramente la parte dominante en una relación. La vida al lado de alguien que duerme en caída libre es cualquier cosa menos aburrida.
Si tu pareja duerme así lo está pasando mal, puede que esté desbordado, y lo que necesita es sentir tu calor, ¡muéstrale todo tu apoyo!

6. La estrella de mar
El 5 por ciento de las personas encuestadas duermen boca arriba, tumbados sobre la espalda, con las piernas extendidas y los brazos flexionados apoyados debajo de la cabeza.
Al parecer son personas nobles, generosas y atentas, aunque como los soldados, podrían empezar a roncar en cualquier momento (nadie es perfecto).
Dejando los ronquidos a un lado, es una excelente pareja: cuidadosa, intuitiva, y siempre dispuesta a ayudar. Si duermes con una estrella de mar, ten en cuenta lo afortunado que eres, y compra tapones para los oídos.